DIVERSIÓN PARA TODOS: UN DÍA ENTRE ANIMALES Y PLANTAS

VISITA AL MARIPOSARIO DE BENALMÁDENA (BUTTERFLY PARK), CASTILLO DE COLOMARES Y VALLE DE LAS ÁGUILAS

– Visita al MARIPOSARIO DE BENALMÁDENA (BUTTERFLY PARK), situado en un templo Tailandés .Ésta actividad nos permitirá recorrer el mariposario más relevante de Europa, donde sentiremos la experiencia de tener más de 1.500 mariposas de diferentes especies diurnas y nocturnas volando a nuestro alrededor, sumergidos en un paraíso tropical entre cascadas y flores. Tendremos la oportunidad de contemplar en vivo el nacimiento de las mariposas, aprender su ciclo vital y ver las diferentes fases por las que atraviesa su desarrollo. Para los más pequeños, habrá paneles interpretativos con los que podrán jugar y aprender al mismo tiempo.

– Visita al CASTILLO DE COLOMARES, un castillo monumento situado en Benalmádena pueblo, que narra con su piedra la gesta del descubrimiento de un nuevo mundo: AMÉRICA. Fue Cristóbal Colón, quién con su gran Fe, presentó a los Reyes Católicos su plan de viajar hacia poniente para alcanzar las Indias. Ese era su sueño.

En 1987 el Dr. Esteban Martín Martín comenzó esta singular obra de forma improvisada y con la ayuda de dos operarios, creó Colomares en siete años de trabajo artesanal utilizando ladrillo, piedra y cemento. Gracias a sus conocimientos de arte, historia y arquitectura el Dr. Martín pudo moldear esta obra a su antojo conviertiéndola en un “unicum” por la forma de narrar pétreamente el Descubrimiento de América.

– Visita al VALLE DE LAS ÁGUILAS, situado en el término municipal de Benalmádena, en la cumbre del Monte Calamorro, a 770 metros de altitud y con unas magníficas vistas de la costa. (Hasta él nos trasladaremos en el telesférico de Benalmádena).

En el valle de las águilas, asistiremos a una magnífica exhibición de rapaces en vuelo libre, aprendiendo al mismo tiempo los usos y costumbres de la cetrería, antiguo arte de la caza distinguido en 2010 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Cuenta con más de 160 aves de presa, entre los que destacan: halcones, águilas, buitres, buhos, milanos…etc; siempre volando en libertad en un escenario natural de singular belleza, con un telón de fondo donde el cielo malagueño y el Mediterráneo son los protagonistas.

La cima del Monte Calamorro cuenta con un conjunto de sendas perfectamente señalizadas, con un recorrido total de 2.750 metros, que llevan a diferentes miradores, los cuales ofrecen unas panorámicas exclusivas de la Costa del Sol y la posibilidad de observar una amplia representación de especies de plantas típicas de matorral Mediterráneo con especies como la Zahareña, Jara, Tomillo, Lirio, Mastranto, Cantuero o Mejorana.

TEMPORADA: Todo el año.

DURACIÓN: Día completo